Cómo Crear una Página Web para tu Negocio Online desde cero

Wordpress. ideas para negocio online
¿Qué es WordPress? + 8 Ideas para Impulsar tu Negocio Online
La Formación IT que has de Aprender (sobre todo si eres profe)
Mostrar todo

Cómo Crear una Página Web para tu Negocio Online desde cero

Si hace un par de semanas hablábamos de lo importante que es crear tu negocio online usando WordPress o hacer la transición desde el modelo tradicional, hoy te vamos a hablar de todo lo que has de tener en cuenta al crear una página web para tu negocio. Así que este artículo vendría a ser el paso siguiente.

Obviamente no tienes por qué ser tú quien pringue al hacer la web de tu negocio. Hay profesionales que se dedican a ello a precios competitivos y esta siempre debería ser nuestra primera opción a ser posible. Una agencia de Marketing o un diseñador web especializado en páginas de negocios serán tus mejores aliados a la hora de abrir la ventana de las posibilidades online.

Sin embargo no siempre esto es posible. Hemos de ser sensibles al hecho que estamos pasando por una época muy dura, con gente que desgraciadamente tiene más tiempo por la falta de actividad y menos recursos económicos por la misma razón.

Es por esto que ahora es el momento idóneo para “jugar” con una inversión mínima. Ver qué tal funciona la cosa y si lo vemos claro, dejarlo en manos de un profesional para que haga el resto de “chapa y pintura” sin el problema de dejarle un desastre del cual no se pueda aprovechar nada.

Antes de crear una página web…

… y casi te diría que antes de crear cualquier tipo de proyecto hay que cimentarlo bien. No podemos empezar la casa por el tejado y empezar la web sin más a ver qué sale. La página web que vamos a crear tiene unos objetivos bien claros.

por que crear una pagina web de tu negocio

Así que ahora es un buen momento para repasar lo que YA deberías tener. Y si no lo tienes, ponerte a ello cuanto antes. Vamos con ello.

Misión, visión, valores…

Sí. Eso que parece inútil y un auténtico coñeishon de lenguaje pueril y florido. Rollo “estamos aquí para cambiar el mundo bla bla bla”. Por muy estúpido que te parezca, tener clara cuál es tu meta y cuáles son tus objetivos es lo que va a dar sentido a tu aventura corporativa.

Teniendo claro a dónde quieres llegar aunque sea de aquí a diez años te va a evitar que vayas dando tumbos y palos de ciego yendo primero a una cosa, luego a otra según te apetezca. De lo contrario te va a crear inestabilidad e incoherencia cada vez que realices un proyecto relacionado con tu negocio.

Guía de estilo

Por favor. POR FAVOR os lo pido. En nombre de todos los creativos y diseñadores del universo y parte del extranjero. Dedicad tiempo a este apartado. Vuestra presencia, no solo en el mundo online sino en todo el mundo, depende de ello. Que os identifiquen, os atribuyan determinados valores, os posicionen… dependen en gran medida de vuestro aspecto como marca.

Preguntáos… en funcion de mi Misión, Visión y Valores que acabo de parir… ¿qué colores me identifican? ¿Y qué tipografía? ¿Las curvas van más con mi marca? ¿O mejor las rectas? ¿Las cabeceras han de ser grandes o pequeñas?

Todos estos detalles son los que van a construir nuestra personalidad como marca. Ya sea personal o más corporativa.

Branding

Muy relacionado con la guía de estilo está el branding aunque es un concepto mucho más amplio. No solo se trata de definir un logotipo/imagotipo/isotipo o lo que quieras… va mucho más allá y es algo que comprende todo aquello que pueda transferir valor a tu marca.

Sin embargo en este apartado hay que dedicar nuestro esfuerzo a definir aquello más visible, palpable e intrínseco de nuestra marca como el citado logotipo.

como crear una web para negocio online diferencia logotipos

Planificar la web

Con todo lo anterior ya cimentado por lo menos ya sabemos a qué atenernos. Sería un sinsentido empezar a crear una página web con unos colores diferentes o una filosofía poco parecida a la que vamos a exhibir en futuros proyectos o que ya hemos exhibido con anterioridad.

Es hora de una etapa que es tan tediosa como emocionante. En los futuros apartados vamos a empezar a vomitar ideas y solo nos quedaremos con aquellas que cumplan estrictamente con las condiciones que hemos puesto en los apartados anteriores.

Es el momento de tomar decisiones que impactarán directamente en nuestro futuro bebé.

Decidir el tipo de web

No me líes. ¡Quiero una web y punto!

No, amigo… no tan rápido. Quieres una web… ¿para qué?

En el pasado esto era mucho más fácil. El terreno de Internet era para cuatro frikis o marcas que estaban ahí “porque había que estar”. Plataban una web con su imagen corporativa, decían “eh, esta es nuestra web oficial” y tan panchos. A otra cosa, mariposa.

Pero hoy en día que Internet es ubicuo en nuestro mundo hiperconectado tendremos que concretar más. El hecho de que podamos hacer absolutamente de todo en la Red nos va a pedir un poco de concreción. Así que a modo de recopilación vamos a ver algunas cosas que se pueden hacer al crear una página web. Algunas de ellas ya las vimos en el artículo anterior.

La elección de lo que necesites verás que es más fácil de lo que parece. Sobre todo si es tu primera incursión en el mundo online.

Página de empresa
Lo de llamarla “web corporativa” a mí me produce urticaria porque parece que somos aquí la Coca-Cola. A ver cómo te lo digo… Si no tienes esto, no tienes nada. Preséntate, descríbete… de modo que todo aquel que te busque en Internet acabe aquí y sepa con quién habla y qué hace.
Microsite
El microsite es más propio de alguien que quiere lanzar un producto muy concreto y le dedica una página web entera. No son muy extensas (normalmente una sola página) y son más propios del ámbito de marketing que de identidad corporativa. Vamos que es más de alguien que ya tiene una presencia en la red.
Landing Page
Parecido al microsite pero aquí más que promocionar un producto o servicio describimos una actividad que realizaremos y adjuntaremos los medios para que alguien pueda inscribirse. El ejemplo más claro es el de un webinar
Bitácora o Blog
El blog puede ser una sección de nuestra web o puede ser una web por sí sola. Se trata de un diario de a bordo donde puedes publicar textos relacionados con tu actividad, tus productos o tu día a día
Tienda online (bienes y servicios)
Otra web que puede ser parte de tu web principal o ser una web por sí misma. Se trata de un sitio en el que la gente puede adquirir directamente tus productos, requerir tus servicios, etc. mediante un pago electrónico
Comunidad de usuarios
Es un punto de encuentro para un grupo de gente que comparte las mismas inquietudes. Por ejemplo si vendes autocaravanas puedes crear una comunidad donde la gente comparta sus experiencias, fotos, vídeos…

Como ves, la elección principal si no has estado previamente en la red es fácil. La página de empresa es un must que debes tener sí o sí. A partir de ahí puedes decidir si incorporas la bitácora, la tienda online… y ya está de momento porque bastante tendrás con eso.

Página de Inicio

Bajemos un peldaño más la concreción y vamos directamente al tajo. ¿Qué es lo que necesitas que se vea nada más llegar a tu web? Y ojo con la pregunta que te acabo de hacer. Qué necesitas, no qué quieres. Porque muchas veces se nos va la flapa con que se vean colorines, animaciones y demás gaitas que lo único que hacen es distraer la atención de lo que realmente nos interesa.

Así que aquí hemos de volver al principio. ¿Por qué has decidido crear una página web? ¿Para que te conozcan? ¿Para vender algo? ¿Para que te reconozcan como experto? ¿Para publicar tus cosillas? Pues en función de eso hay que construir la página de inicio.

De todos modos hay unos elementos bastante estándar que no faltarán en tu página de inicio. Tales como el menú de navegación para acceder a las diferentes secciones, los iconos de contacto de tus redes sociales. Quizá también un mapa con tu ubicación, formulario de contacto… Pero lo realmente importante aquí es la “chicha” del medio.

como hacer una pagina web para tu negocio online home
Menos es más. La web de Marc Jacobs es un ejemplo de limpieza y contenido directo y visual sin florituras.

Secciones complementarias

Y cuando acabes con la página de inicio ¿a dónde vas? ¿Qué más puedes hacer?

Tienes multitud de opciones aquí. Puedes incluir un listado con los servicios que ofreces, tu bitácora, la tienda online, un portfolio con muestras de tus trabajos, un calendario de disponibilidad donde se pueda concretar una cita… las posibilidades son ilimitadas.

El Copy

Sí, efectivamente. El Copy es una de esas palabras que usamos los marketeros para cobrar más 😂. Hablemos de ello como el contenido creativo en forma de texto.

Ah, sí. Claro… las cuatro cosas que hago, una descripción y pim pam. Naaaa, na, na, na… No tan rápido, vaquero. El contenido, como el resto de elementos de tu web, cumple una función. Una de ellas puede ser informar pero también ha de transmitir emociones y provocar reacciones.

Y deja que te dé mi impresión personal. Es mucho mejor poco texto, claro, que lo entienda hasta mi abuela y que me deje con ganas de más a una página superexplicativa, larga cual Quijote y que solo verla ya provoque urticaria. La web, cuanto más visual, mejor.

Y si lo ves muy difícil siempre puedes crear un briefing con todo lo que quieres decir y entregarlo a un equipo creativo, que los hay y muy buenos, y ellos harán el trabajo duro por ti. Sin duda la mejor opción si dispones de un pequeño presupuesto.

Elegir un dominio

Empecemos por lo de explicar qué es un dominio. No, no se trata de las tierras de tu suegro latifundista ni tampoco el territorio conquistado por Sauron. El dominio de una web es la parte más significativa de su dirección en Internet. Para explicarlo con un ejemplo, si una compañía de chuches llamada “Me chupo el dedo” monta su web, su dirección web podría ser algo como https://www.mechupoeldedo.com donde el dominio sería mechupoeldedo.com.

Pero no todo es tan fácil. Podrías pensar que simplemente coges el nombre de tu negocio, le enchufas un .com detrás y arreando. Pues bueno. Si esto ocurriera en los albores de Internet seguramente no habría problema pero hoy en día con los miles de millones de direcciones web publicadas, la posibilidad que otro se te haya adelantado es alta.

También tienes la posibilidad de recurrir a tu actividad en vez de a tu nombre comercial. En el ejemplo anterior se podría haber escogido chuchesbaratasbarcelona.com en vez de mechupoeldedo.com.

¿Qué consecuencias tiene escoger una cosa u otra? Pues las tiene y además importantes. Si escoges el nombre de la empresa afectará positivamente a tu branding y será la primera opción que pruebe la gente para encontrarte desde un navegador.

Por otro lado escoger la actividad como dominio te va a afectar positivamente a nivel de posicionamiento en las páginas de resultados de búsquedas. De esta manera, cuando alguien en un buscador entre “chuches baratas en barcelona” tu página debería tener más posibilidades de aparecer en los primeros resultados.

Sin embargo esta segunda opción requiere un trabajo y mantenimiento continuo (lo que se llama SEO) y hace que tu marca no sea tan reconocida ya que no estará en el dominio.

Entonces ¿qué tipo de dominio escoger? Mi consejo es que depende del tipo de web. Una web corporativa debería llevar siempre su nombre en el domino dejando lo de la actividad para un sector muy concreto. Por ejemplo una web de venta online de productos en los que tiene mucha competencia.

Elegir un hosting

Esta posiblemente sea la tarea más sencilla. El hosting es el servicio que ofrecen determinadas compañías para albergar (hospedar) tu web y mantenerla conectada y accesible a todos los usarios de la web con una conexión a la Red disponible, estén donde estén.

Del servicio de hosting dependerá en gran medida la velocidad de carga de tu web y sus posibilidades de expansión así que conviene tener un buen servicio.

Te aconsejo que contrates un servicio de hosting cuyos servidores se encuentren en el mismo país que tu audiencia. Pero por encima de todo debe primer un buen servicio. A partir de ahí luego ya puedes mirar la relación entre las características que te ofrezcan y el precio final.

También puedes mirar ofertas que inclluyan el coste del dominio (sí, no es gratuito). De esta manera ahorrarás unos dineros y te será más fácil administrarlo todo al estar en el mismo sitio.

Elegir/diseñar una plantilla

Con todo el esqueleto de la web ya perfectamente diseñado es hora de pasar por la chapa y pintura. No. Esto no se trata de ir mirando a ver qué plantilla nos gusta más, elegirla, enchufarla y listos. Para algo nos hemos currado nuestro briefing y nuestra guía de estilo.

El diseño ha de ser coherente con todo lo que hemos dicho anteriormente. Si en nuestra guía de estilo hemos decidido que nuestros colores son el azul y el blanco la web ha de tener estos dos colores como principales y luego una gama que pegue bien para el resto de elementos.

Así mismo la disposición de los contenidos, las formas usadas, las imágenes… todo ha de respetar el “acuerdo” al que hemos llegado y plasmado en papel o pantalla.

Así que llegados a este punto podemos directamente encargar el diseño a un diseñador web profesional entregándole el briefing y la guía de estilo con nuestras indicaciones. O bien podemos empezar a bucear entre la maraña de plantillas de WordPress gratuitas y de pago y escoger una.

Mi consejo es ir siempre directo al trabajo de un profesional siempre que se pueda. Sobre todo porque va a crear una página web muy personal y exclusiva.

Si vamos por la opción de las plantillas yo primero escogería una en función de la estructura y disposición de elementos para luego trabajarla en los colores y resto de elementos de diseño. Gracias a dios hoy en día contamos con frameworks muy acondicionados que te permiten hacer las mil y una a partir de una plantilla.

crear página web para negocio online. plantillas
Las plantillas son un salvavidas en muchos casos ya que proveen de diseños espectaculares… aunque no exclusivos

Instalar CMS y plugins

Nos acercamos ya a la fase final de la creación de nuestra web. La del volcado de todo lo que hemos preparado anteriormente y que tome forma.

WordPress

Si aún no sabes lo que es un CMS o WordPress te recomiendo encarecidamente que leas el artículo que publicamos la semana pasada al respecto. Para el resto, poco hay que añadir. WordPress es la elección más obvia para gobernar la web de nuestro negocio online. Es el CMS más extendido y con más recursos en la red de largo y no van a faltarte profesionales que se encarguen de que todo salga a paedir de boca.

Sin embargo con la instalación de WordPress no acaba todo. Ahora hemos de crear las páginas, instalar el constructor visual en caso necesario (Elementor, Divi…), la plantilla y… lo más imporante: el contenido.

Esta fase por experiencia puede ser la más fácil o la más tediosa. Y todo dependerá de cómo nos hemos volcado en la fase de planificación. Si hemos hecho un buen trabajo no debería haber mucho problema ya que será como leer una partitura que hemos compuesto previamente. Pura mecánica.

Plugins seguridad

El tema de la seguridad es importantísimo. Sobre todo si tenemos tienda online (por el tema de los datos de clientes). Tanto que hay casos en los que convendría incluso hacer una auditoría de seguridad para estar “seguros” que todo está perfectamente protegido.

Si simplemente vamos a crear una página web de representación, blog y poco más entonces podemos echar mano de dos de los plugins más reputados para WordPress: Wordfence y All in One WP Security & Firewall.

Wordfence es sin duda el más extendido y completo pero también algo más complicado de manejar. A veces es incluso tan celoso que puede ocasionar serios problemas su configuración. Aún así es una solución excelente que te mantendrá avisado en todo momento de los malos que fracasan en sus ataques.

Es algo glotón de recursos también por lo que lo recomiendo como primera opción en web con cierta entidad y que estén en servidores dedicados.

All in One WP security es mucho más fácil de configurar y te hace la vida muy fácil. Aún así sigue siendo una solución muy potente que te puede servir perfectamente cuando Wordfence no para de darte problemas. Para mí ha sido la salvación en varias ocasiones.

Plugins funcionales

Los plugins funcionales son aquellos que extienden la funcionalidad del propio WordPress en tareas muy concretas. Por ejemplo si queremos tener una tienda online o crear una página web de comunidad de usuarios, o si queremos insertar un calendario para concertar visitas o poner botones de compartir o formularios emergentes… etc.

Hay que tener cuidado con estos plugins. A veces se nos empieza a ir la caja poniendo aquí y allá y cuando nos damos cuenta hemos puesto tantos plugins que nos ralentizan la web en exceso. La norma es que cuantos menos plugins pongas, mucho mejor. Y si destierras Jetpack para siempre tendrás un gallifante extra.

como hacer una página web gratis plantillas
Algunos plugins de WordPress se han convertido de facto en entornos de trabajo (frameworks) que de hecho, tienen sus propios plugins. Es el caso de Woocommerce, Buddypress o LearnDash.

Plugins de mantenimiento

En esta categoría entran plugins imprescindibles como los de copias de respaldo, los de caché y minificación de código para optimizar la velocidad de la web, los de limpieza de código y base de datos…

Aún con todo eso no exime de que haya alguien encima supervisando cómo va todo. Muchos de estos plugins suelen tener una alarma de notificaciones cuando hay algo que no funciona y eso va a requerir siempre a un humano que lo vea y lo arregle. El piloto automático va bien para algunas cosas. Pero algunas no son todas 😉.

Difusión

Normalmente cuando alguien habla de crear una página web para un negocio online o lo que sea parece que todo el proceso termina cuando ves la página web completa y online. Amiguitos… no sirve de nada tener una web chachi piruli si luego no la damos a conocer.

Aquí tus canales sociales han de echar humo. Y si eso no te funciona siempre te queda el SEM pero no antes de planificar (sí, otra vez) una buena campaña de lanzamiento. Quizá quieras lanzar la web en un momento determinado como el aniversario de tu empresa junto a nuevos servicios, ofertas y descuentos…

Sé pesado pero sin llegar al spam. Recuerda adaptar el mensaje a cada una de tus redes sociales ya que no es lo mismo Instagram que Facebook o LinkedIn. Añade la web en una newsletter especial. En definitiva… sé creativo con tu lanzamiento e invita a la interacción.

Recuerda para terminar que crear una página web puede llegar a ser laborioso en algún momento (nunca tan difícil como lo imaginabas) pero que resulta en una inversión a largo plazo. Sobre todo si vas realizando el mantenimiento que requiere.

Espero que este checklist haya sido de ayuda. Si es así no dudes en compartir tu recién adquirido conocimiento y si tienes dudas o quieres aportar algo más usa los comentarios de abajo. ¡Todos te lo agradeceremos!

Nosotros volvemos en un par de semanitas así que ¡Videomarketeros, hasta la próxima!

Créditos imágenes

Iconos diseñados por Freepik from www.flaticon.es

Icons made by DinosoftLabs from www.flaticon.com

Business vector created by pikisuperstar – www.freepik.com

¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información básica sobre protección de datos

Responsable » Carlos Zapater

Finalidad » Gestión de dudas y servicios a cliente

Legitimación » Consentimiento del interesado

Derechos » Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional

Información adicional » Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web streamyng.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.